miércoles, 26 de diciembre de 2012

Canciones de taberna.

En estas fechas no es extraño andar por las calles y oír en los bares a gente cantando, con mayor o menor acierto y afinación, villancicos, gangnam styles y otras melodías adecuadas a la práctica festiva y etílica.

Pero esto no es una novedad, desde siempre música, jolgorio, comida y bebida han ido de la mano y han generado un repertorio propio del que aquí daremos buena cuenta.

La primera muestra es una estupenda canción de taberna de Henry Purcell titulada "I gave her cakes and I gave her ale".
El eructo final es una joya de la discografía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario: